Esta mañana con un vacío enorme en el corazón, busqué una meditación que me ayudara a trabajar el vacío de tener a mi hija lejos y no poder encontrar la forma de hablar con ella, de buscar entendimiento y cercanía. Encontré una meditación que me llevó a mi lecho de muerte, una cama blanca rodeada de flores. Yo estaba acostada al centro, el pelo blanco y largo, la cara arrugada, vestía un largo vestido blanco y mis brazos eran delgados y arrugados. Tomaba de la mano a alguien más joven, la veía a los ojos y era Yo, como soy ahora. Mi versión vieja, me veía con compasión y ternura, entendía mi sufrimiento y me llevaba a una reflexión. ¿ Qué es lo más importante? Obsérvate,  me decía refiriéndose a mi misma en mis últimos momentos de vida. Mi reflexión fué, que lo más importante son las personas amadas, los vínculos, las alegrías compartidas, el abrazo honesto, la mirada que sana, El HABER COMPARTIDO.

Hoy mientras bajaba la escalera del club donde me encontraba durante el sismo, y el piso se movía de forma violenta, en el silencio de mi miedo pedí lograr estar fuera del edificio antes de que el techo colapsara. Estando ya afuera, me sentí agradecida y al mismo tiempo vulnerable, un enorme nudo de llanto en mi garganta.

Así de frágiles somos, así de sorpresiva la vida. En un momento estamos y en otro ya no.

Doy gracias por lo mucho que he amado, por tantos aprendizajes, por innumerables experiencias de alegría, por mis amados hijos, por los padres y familia más maravillosa del mundo,  por mis alumnos, por tantos amigos , por tantas tantas bendiciones, Gracias, he vivido, he amado, he compartido.

Entonces…..Qué es lo más importante para ti? Y que esperas para expresar tu amor? para hacer esa llamada? Para dar ese abrazo? Para hacer algo hermoso y significativo de tu vida?

No te quedes con las ganas, el momento es ahora.

Con todo el amor del mundo

Love-All-ways

Kitsu