image

Cada luna llena es una revelación. El sol en Piscis y la luna en Virgo  es un llamado a  suavizarnos para poder fluir,  contactar con nuestra  dulzura para ser compasivos con nosotros mismos y los demás .

Probablemente estemos  con muchas ideas que giran y cambian, les damos mil vueltas ya que todas las opciones carecen de “algo”. Reconozcamos una cosa:  el cambio es un lugar en el que a todos los humanos nos cuesta trabajo estar, y como sabemos, es la única constante.

Esta luna llena seamos pacientes con nosotros mismos, sabiendo que todos cometemos errores. Seamos flexibles, abiertos, y sobretodo, estemos alertas a las sincronicidades y señales que nos marcan el camino.

¡Que tu camino esté guiado en amor hoy y siempre!